martes, 25 de julio de 2017

Test: ¿Eres una novia de primavera, verano, otoño o bien invierno?

Lo primero que debes hacer ya antes de organizar tu link es, sin duda, precisar su fecha y empezar a tomar ideas de ferias de bodas y leer blogs con ideas para bodas. Probablemente, ya sabrás el día que lucirás ese bello vestido para novia. Bien por el tiempo o bien por ser meses en los que la oferta floral para el ramo de novia es mayor, generalmente, las temporadas más cálidas del año son las favoritas por una gran mayoría de novios. Sin embargo, eso no quiere decir que esa estación sea la que corresponda a tus gustos y personalidad. ¿Sientes curiosidad por saber el look, el  o bien la decoración de tu enlace si hubieses festejado el gran día en otra época del año? ¡Averígualo con este ameno test!
Todo lo que debes saber para que tu boda en la playa sea un éxito
Casarse en la playa es una de las experiencias más románticas que se pueden vivir: arena, sol, brisa marina, bellas puestas de sol... Te explicamos todo lo que precisas saber para que tu celebración sea un éxito.
Casarse en la playa es una de las experiencias más románticas que se pueden vivir: arena blanca, sol, brisa marina y una hermosa puesta del sol sobre el mar. Sin embargo, existen algunos detalles que debemos cuidar para eludir que nuestra boda de ensueño se transforme en un espectáculo para los bañistas, que el mal tiempo lo estropee todo o que los mosquitos devoren a nuestros invitados. Desde la elección de tu original vestido de novia, la decoración del banquete y los zapatos de novia hasta ese delicado ramo de novia o las medidas mínimas de precaución que debes tomar, te explicamos todo cuanto necesitas saber para que tu fiesta sea un éxito.
Escoge un vestido fresquito y ligero
Los vestidos para novias de corte princesa o con cola no son adecuados si vas a celebrar tu boda en la playa. Además, si la liturgia se celebra en exactamente el mismo sitio y debes pasear hacia el altar sobre la arena, es muy posible que un vestido largo te resulte incómodo. Si no quieres abandonar a casarte de largo, escoge un vestido de una tela que pueda sacudirse de forma fácil y que este diseñado con tejidos naturales. Los vestidos de novia vintage pueden ser una opción, en tanto que acostumbran a estar confeccionados de algodón o bien lino salvaje.
Escoge preferiblemente un vestido de una lona ligera, como chiffon, que se mueva sencillamente bajo la brisa. También es importante escoger unos zapatos de novia cómodos. Los tacones no son la mejor opción. Busca unas sandalias lisas, unas alpargatas de esparto o unas havaianas (las hay muy bonitas, decoradas con pedrería o conchas marinas). Y si tu atuendo te lo deja, puedes ir descalza.
Deja que los invitados vistan de modo informal
Hay bellos vestidos de celebración de estilo casual que son muy adecuados para todo género de bodas al aire libre. Los invitados te agradecerán no tener que vestir de etiqueta y gozarán mucho más de los beneficios de una celebración en la playa.
Si no quieres despeinarte por el viento...
Considera que un recogido bien hecho te va a ayudar a mantenerte impecable, si bien haga algo de viento. Si prefieres llevar el pelo suelto, no olvides llevarte un kit con peine, laca... para retocarte durante la celebración y de este modo salir bien en las fotografías.
Cuando hace viento en la playa, todo puede volar. Aun ese fantástico peinado informal que te queda perfecto con tu vestido de novia. Ten a mano horquillas o bien una cinta para el pelo. Recuerda que las sombrillas y el altar deben estar bien asegurados. Y verifica el parte meteorológico la semana ya antes del gran día. Si se prevén tormentas, deberás arrancar el plan B, que probablemente habrás diseñado con cierta antelación.
Emplea distribuidores locales
Si te vas a casar en una localidad de playa, es muy posible que puedas contar con los servicios de distribuidores del mismo sitio que conocen muy bien las especialidades culinarias locales y los mejores productos. Aprovéchalo y ofrece a tus invitados una comida genuinamente auténtica.
Apuesta por una decoración natural
Las vistas del mar no precisan muchos ornamentos y decoración. Realza la belleza natural del lugar con pequeños elementos marineros, como conchas marinas, estrellas o bien anclas y elabora un altar rústico. Las sillas en las que se van a sentar los invitados asimismo deben tener algún detalle artesano.
La importancia de la sombra
Es muy importante que los invitados dispongan de un sitio con sombra. Puedes instalar toldos o sombrillas para eludir el calor o repartir sombreros y pamelas que puedes regalar.
Agua y refrescos para el calor
A fin de que los convidados no pasen sed, si hace mucho calor, dispón una mesa a modo de bar con refrescos, jugos y mucho hielo. Piensa también en los pequeños y no te olvides de que tengan a mano botellines de agua fría.
De qué forma tener privacidad, todo con un ajuar decorativo.
Si la boda se celebra en temporada de vacaciones o bien fin de semana, es posible que no tengáis la playa para vosotros solos. Es mejor elegir una fecha en la que sepáis que el lugar no va a estar masificado.

Asegúrate de dar toda la información en tus invitaciones de boda, a fin de que los invitados sepan dónde tienen que ir caso de que llueva, y prepárales unos bonitos detalles de boda de estilo marinero, que combinen con tu decoración.
Lo más importante sin duda es evitar las discusiones y malas relaciones con la pareja a la hora de organizar la boda, y así lo especifica este blog de parejas

sábado, 15 de julio de 2017

Siete buenos consejos para el día de tu boda

Y después llega el aguardado, ansiado, soñado Día B, después de haber visto todas las ferias de bodas del mundo... Estás hecha un manojo de nervios y prácticamente no has podido pegar ojo en toda la noche. Muchos meses de trabajo a fin de que algún detalle salga mal, pero ¿y si ocurre? ¿Serías capaz de montar una escena delante de todos tus invitados como pequeña pequeña llorando porque le han ensuciado el vestido?
Como es bastante complicado pronosticar una reacción en esas circunstancias, queremos que interiorices ciertos consejos que indudablemente te van a ayudar a no perder los nervios y a disfrutar del día de tu boda, ¡que para eso eres la protagonista!

Parece algo fácil, fácil de conseguir, mas nos cuesta una brutalidad. Deseamos tener el control de todo, y eso resulta a veces imposible y agobiante. Reúne unos días antes a tus personas de confianza, y pregúntales si exactamente el mismo día B, no les importa echarte una mano. Asigna a cada persona una tarea: recogida del ramo de flores, ir a buscar a tu prima que llega al aeropuerto esa misma mañana...
Otra opción cada vez más frecuente entre los novios es recurrir a un profesional de la organización y la coordinación de bodas, en un caso así la figura del Wedding Planner se convierte en una seguridad para los novios.
Si ves que la opción precedente te va a resultar imposible, escoge 4 cosas a las que prestar más atención y relájate del resto. ¡Solo 4, eh?!
Si nunca has desayunado fresas con chocolate, no lo hagas ese día. Intenta emplear tu desodorizante habitual, tu champú... ¡No cambies tus rutinas! Puesto que si algo no marcha como debe ser puede encenderse el botón de alarma en tu cabeza.
Sabemos que quieres gustar, que todo transcurra tal como está programado, y que tus invitados se lo pasen pipa. Tu intención es cruzar cuando menos dos o bien tres frases con cada uno de ellos, que te vean brillante y sonriente todo el rato. ¡No hace falta ser tan perfecta, solo sé tú misma!
Es imposible agradar a todo el mundo
Lo antes posible te hagas a la idea de que probablemente no a todos les guste tu vestido de boda, que criticarán que no había menú para veganos, que las tónicas se acabaron en la primera ronda, que la novia no tenía amigas guapas, y que de qué manera era posible que el Dj no tuviera Wannabe de las Spice Girls..., mejor. Aunque hayas usado todos los trucos de belleza posibles.
No permitas que los detalles te excedan

Si finalmente los centros de flores no se ven tanto como tú pensabas, los globos se deshincharon ya antes de lo previsto, o la recena salió media hora después... No pasa nada, sólo tú y las personas más afines conocéis los pequeños detalles. Está bien cuidarlos, mas no permitas que te amarguen la celebración.
Y siempre... haz caso y da las gracias a tu mamá

Novios con magia

Carmen soñaba con un vestido de corte midi, y de este modo fue. Tras mucho buscar, la novia eligió un bello vestido con escote corazón y manga francesa de tul, espalda abrochada y transparente, y una falda con mucho vuelo. El toque de color lo dieron sus zapatos colorados y ese "algo azul" que aportaron unos pendientes con una lágrima de Swarovski. En lo que se refiere al pelo y el maquillaje, Carmen apostó por un moño bajo con una pequeña corona de flores naturales y una pintura muy natural. Un bello ramo de flores silvestres puso el colofón a su look nupcial.

Por su lado, el novio decidió vestir con un traje azul eléctrico y zapatos negros. Como sorpresa, Víctor lució un bonito prendido de paniculata y una rosa roja, a juego con el ramo de la novia.

De este mágico día fue testigo el equipo fotográfico de Ánima y Arte. Con su fabuloso trabajo, logró reflejar, en todas y cada una de las fotografías, toda la dicha vivida ese día.


No perdáis detalle de este día lleno de vida, color y ¡amor! Visiten 100bodas.com.es